RCA

En 2012 realicé un Programa de posgrado en el departamento de escultura del Royal College of Art, dirigido por el notable artista y educador Richard Wentworth.
Esta universidad inglesa me llamó la atención porque hace décadas que el arte es comprendido como una práctica pos mediática, pero allí está dividida en departamentos, inclusive físicamente, hay distintas arquitecturas para cada uno. Hay mucho contacto entre disciplinas, pero también una especificidad que si bien es constantemente puesta en debate entre alumnos y profesores, funciona como un reservorio de practicas tradicionalmente ligadas a un medio, que sirven como plataforma para construir una obra.
Pude compartir ideas acerca de la existencia de los objetos en el mundo, asistir a charlas de reconocidas figuras y paneles de discusión entre los mismos alumnos del master, recibir tutoriales, visitas célebres, trabajar en el taller de fundición, estudiar en bibliotecas especializadas…
Algo que influyó en mi percepción es la valoración que hay por los oficios, algo que se da casi por sobreentendido. En Europa se hace visible el recorrido de una humanidad hacedora de objetos, y de alguna manera eso me dio un permiso que no sentía, tal vez por cierto discurso traumatizante del arte contemporáneo y la falsa dicotomía entre un arte de ideas y un arte apoyado en la vil seducción objetual, aún más vil si ese objeto es realizado con un empeño que no es comprendido como parte del proceso creativo sino como un agente distractor.

Ver obra